¿Qué tiene que ver el amor con mi salud física y mental?


Esta pregunta es común en medio de los procesos de desarrollo y crecimiento personal. Y la respuesta es, el amor tiene todo que ver con el proceso químico que se da al momento de conectar con esta emoción.


¿Te has preguntando por qué tu salud y estado de ánimo están mejor cuando te encuentras enamorado o sientes una conexión con alguien? Esto ocurre porque los lazos afectivos que establecemos con nuestros amigos, comunidad y vecinos, además del contacto a través de los abrazos nos generan una sensación de placer y confianza que a nivel biológico nos lleva a producir una sustancia en nuestro cerebro llamada oxitocina, también conocida como la hormona del amor lo que incide notablemente en nuestro comportamiento.


Con base a lo anterior, y desde la mirada de las neurociencias, esta hormona a su vez cumple la función de transmitir señales eléctricas en nuestro sistema nervioso al momento de establecer comunicación entre las neuronas durante el proceso sináptico.


En este sentido, biológica y energéticamente esta emoción es manifestada de manera perfecta y sincrónica como todos los sistemas de nuestro cuerpo, pero en este punto me gustaría hablar de otras perspectivas de investigación como la de Antonio Damasio, quien plantea la diferencia entre emociones y sentimientos.


En concordancia con los anterior, Damasio propone que la emoción se da como respuesta neuroquímica y hormonal del cerebro, derivado de una memoria que guarda nuestro sistema límbico de experiencias previas. Es decir, esta se da como consecuencia a un estímulo externo.

Por ejemplo: si tuvimos una experiencia de haber sido atacados por un perro y desde entonces aprendimos a asociar el contacto con ellos con el peligro, de esta manera cuando veamos uno, experimentaremos una sensación de miedo.


Por otra parte, aunque el sentimiento también presenta esta tendencia espontánea a responder de manera automática ante algunas situaciones; también implica un procesamiento de la información, donde consideramos una valoración consciente de la emoción general y subjetiva de la experiencia. Lo que nos permite observar las diferentes alternativas que tenemos para responder ante la situación.


Tomando el ejemplo anterior, el sentimiento nos posibilita ver más allá de la emoción, reflexionando en medio de la respuesta fisiológica a partir de lo que sentimos y pensamos cuando vemos el perro, intentando vislumbrar hasta qué punto la situación presente puede dañarnos.

Así mismo, el fisiólogo Henry Dale comprobó que los niveles de oxitocina aumentan de manera significativa durante el proceso de parto y lactancia. Lo que afirma el efecto tan poderoso que ejerce el amor en el proceso de las relaciones humanas.


En este sentido, el amor es una fuerza capaz de dar luz a otra vida y nada más inspirador que ver la entrega incondicional de una madre, expresada psíquica y fenomenológicamente a través del alimento con el que nutre a su hijo.


Por todo lo anterior y por qué en Amar Vivir Hoy estamos convencidos de que La esencia de tu inspiración es el amor ¡te invitamos a buscar esas acciones que te llenan de vitalidad cada día, pues éstas serán tu fuente de poder ilimitada para cambiar el mundo!




Escrito por Marcela Uribe

Líder de transformación Amar Vivir Hoy

Psicóloga y profesora de yoga

Entradas Recientes

Ver todo
  • Ícono blanco de Instagram
  • Ícono blanco de Facebook
  • YouTube-01
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now